Teatro por streaming con actuación chipionense

 Teatro por streaming con actuación chipionense

El viernes se estrenará la obra teatral «Estamos mal, pero vamos bien» será por streaming y ya están las entradas a la venta. Dirigida por Jorge Mansilla, la obra escrita por Elida Formía y protagonizada por el elenco de Marull tendrá actuaciones chipionenses con Oscar Valentinis y Nicolás Loza.

La obra titulada “Estamos mal pero vamos bien” cuya autora es Elida Formía, adaptada por Jorge Mansilla, quien es también director de la puesta en escena, nos muestra una variopinta sucesión de enredos, que se suscitan a partir de la usurpación de identidad de un personaje haragán, sin deseos de trabajo estable, con una vida marcada alegremente por el engaño, la apariencia y el buen vivir a su manera, quien, aprovechando la ausencia de los verdaderos dueños de una importante propiedad , cuenta con la ayuda de otros amigos, tan famélicos y poco aventajados como él, que colaboran para fabular ser propietario y mucamos de la casa, urdiendo una trampa que organiza un matrimonio mendaz con alguien que publica un aviso solicitando novio porque se encuentra transitando los últimos días de su vida, lo cual no es sino otro engaño maquinado para obtener riqueza fácilmente.
Todo aparenta estar preparado para el mejor encuentro, para el mejor brindis, para un casamiento donde las mentiras de ambos contrayentes se ven interrumpidas por una citación de la policía que dejará al descubierto los verdaderos rostros de aquellos que con patrañas quisieron mejorar su estilo de vida. La prisión del futuro esposo, cambiará el rumbo de esta historia… se irán descubriendo los verdaderos rostros e identidades de todos los personajes, hasta que, un golpe de suerte con el menos pensado, dará fin a las incomodidades y penurias de todos, cambiando sus vidas.
Es una obra cómica que resulta explosiva para las carcajadas y por los enredos que en ella suceden, resultando como el teatro mismo, un proceso mágico y complejo pero a la vez burlesco, que no se agotan en la risa, sino en la complejidad del entramado de las relaciones entre sus intérpretes, personificados como: León, Tita, Coquita, Cachilo, Nancy, Mocho, Doña Cloti, la policía y su comisario, los censistas, el verdulero.
Una propuesta escénica para disfrutar en familia, donde se dejarán al desnudo las trampas y engaños sucedidos a lo largo de su desarrollo, para resolver su entramado con un final, ciertamente feliz.